Terapia familiar. Adolescentes


La Terapia Familiar es un enfoque terapéutico que ayuda a resolver conflictos personales, relacionales y/o sociales, teniendo en cuenta el contexto que rodea a las personas. Ayudamos a todo el sistema familiar a hacer los ajustes adecuados, a reparar los problemas que han estancado y bloqueado el bienestar de la familia.

En ocasiones la Terapia Familiar nos permite que cada miembro de la unidad familiar aporte su perspectiva y recursos al proceso de cambio y solución, siendo la familia fundamental para el apoyo al cambio.

El objetivo de cambio se centra en los patrones disfuncionales de interacción a nivel familiar y en fortalecer los recursos familiares.

Orientación y asesoramiento familiar: A veces las personas atravesamos situaciones de indecisión,  o crisis familiares puntuales que no sabemos afrontar o necesitamos una orientación profesional.

  • Asesoramientos psicoeducativos.
  • Afrontamiento de conflictos familiares y problemas en la convivencia familiar que se han cronificado.

Dificultades con adolescentes: La adolescencia es una transición en el ciclo de la vida que marca la transformación de la infancia hacia el mundo de las responsabilidades y derechos de adulto. Es por tanto un desafío individual, familiar y social. El convertirse poco a poco en adultos no es fácil ni para los adolescentes ni para las personas que los rodean, siendo habitual  que se ven afectadas durante este período las relaciones interpersonales. Por este motivo, a veces es necesaria una orientación para que tanto los padres como los adolescentes sufran lo menos posible y puedan adaptarse a estos cambios.

  • Dificultades de comunicación.
  • Problemas emocionales o de conducta.
  • Problemas de adaptación.
  • Falta de límites.
  • "Bullying" escolar