Personas mayores

Como especialistas en Psicogerontología que somos buscamos activamente mejorar la calidad de vida de las personas mayores.

Las manifestaciones patológicas en ancianos no se presentan de la misma manera que en personas más jóvenes; por ejemplo, la depresión en ancianos presenta unos síntomas muy diferentes a la depresión en adultos jóvenes, al igual que la depresión en niños tampoco coincide en síntomas con los adultos jóvenes o ancianos.

Es por ello que resulta enormemente importante conocer las características propias de esta etapa y personalizar siempre la terapia. La vejez es una fase vital con considerables complicaciones y tristemente, a veces nos conformamos con “achacarlo a la edad”, cuando la calidad de vida se ha de mantener hasta el último minuto de nuestras vidas.
Nos encontramos habitualmente con quejas como:

  • El estado de ánimo ansioso o deprimido, la irritabilidad.
  • Procesos de duelo
  • Alteraciones del sueño
  • Soledad
  • Situaciones de crisis o enfermedad.
  • Quejas de memoria. Demencias.


Desde una psicoterapia adecuada podemos promover procesos de envejecimiento activo, positivo y satisfactorio para los mayores.

Las familias que conviven y cuidan a personas mayores están preocupadas por el modo en que envejece el mayor y cómo eso afecta al normal funcionamiento de la familia hasta ese momento.

Cuando aparece la dependencia o la demencia en personas mayores, el impacto no solo afecta a ellos mismos, sino que afecta a todos los componentes de la familia: cambios de rol, nuevas responsabilidades, toma de decisiones, entre otras muchas nuevas tareas.

Si los miembros de la familia no logran adaptarse a estas nuevas situaciones, se pueden generar necesidades en ellos que, si no se ven cubiertas, pueden desencadenar en conflicto. Para prevenir la aparición de estas situaciones e intervenir correctamente cuando se hayan manifestado, trabajamos desde dos vías diferentes: la estimulación cognitiva para personas mayores y el asesoramiento de cuidadores y familia.

  • Estimulación cognitiva.ValoracionesLa estimulación cognitiva es adecuada tanto para prevenir a una persona sana, o si tiene algún tipo de demencia. Previamente a los ejercicios se realizará una evaluación para conocer el nivel cognitivo que se posee y las áreas que necesita reforzar. Algunas de las áreas a trabajar son: memoria, atención, percepción y orientación temporal y espacial.

  • Apoyo y asesoramiento a familias y cuidadores Trabajamos con los cuidadores y con la familia, así como con la creación de grupos de apoyo, teniendo como objetivo disminuir los niveles de ansiedad y estrés y aumentar el apoyo recibido. Asimismo, organizamos talleres con un reducido grupo de personas para dar formación y apoyo a las familias que conviven con personas mayores dependientes.